Dismaland, una manera fúnebre de divertirse

Ir a new un parque de atracciones ya no va a new tener por qué razón ser siempre sinónimo omg camisetas de dicha, ilusión y diversión. Y es que el artista callejero Banksy ha demostrado que es posible crear un parque temático que transmita todo lo opuesto, tristeza, desasosiego y hastío.

Y the pesar de que any priori puede parece una concept condenada al fracaso, ¡solamente lejos de la realidad! Dismaland, ubicado en una localidad británica al suroeste de la isla, abrió sus puertas hace unos días y ha sido todo un éxito, basta con ver el costo que están alcanzando en World wide web algunas entradas al circuito.

Por qué razón Dismaland

Todos y cada uno de los grafitis de Banksy y su obra normalmente siempre y en toda circunstancia encierran unos mensajes con fuertes críticas any la sociedad y al capitalismo. Y zero iba a new ser menos la que es hasta el momento su mayor creación, que en sí misma es una crítica brutal any los parques temáticos Disney.

Tildado por el propio Banksy como “parque del desconcierto”, Dismaland nos hace reflexionar, como habitúan a new hacer todas las obras del artista.



Qué nos podemos hallar en Dismaland

Dismaland da la bienvenida a sus visitantes con un siniestro castillo que emula al de Disneyland. Un control de seguridad con escáneres y cámaras de cartón, un barco repleto de personas, un lúgubre carrusel o la mismísima muerte conduciendo un vehículo son solo ciertas de sus atracciones. Además, zero solo hay obras de Banksy, sino también vas the poder hallar las creaciones de otros más de cincuenta de artistas.

No aguardes localizar ninguna ligera sonrisa, ni siquiera por parte del private del parque, que responden las preguntas de los visitantes de forma seca, con desgana y ataviados con chalecos rosas y orejas del ratón más famoso de la factoría Disney.

Si verdaderamente eres un fan de toda la obra de Banksy y el mensaje que lleva consigo, deberías ir a new Dismaland, eso sí, está complicado, zero solo por el precio, sino más bien pues está previsto que el parque cierre sus puertas a new finales del mes de septiembre. De cualquier modo, siempre puedes conformarte con tener una camiseta de Banksy, que si bien absolutely no es exactamente lo mismo, tampoco está nada mal.

Preguntando por su técnica, Banksy dijo: “yo uso lo que sea preciso. En ocasiones, eso solo significa dibujar un bigote en la faz de una niña en alguna valla promocional, any veces, eso significa, sudar más de un día para un dibujo intrincado. La eficacia es la clave”.

Pero antes de continuar contándoles del tema, ustedes se preguntarán..

¿Quién es Banksy?

Banksy es un artista de graffiti. Según Tristan Manco, Banksy “nació en 1974, y creció en Bristol, Inglaterra. El hijo de un técnico de fotocopiadoras, adiestró como un carnicero, pero llegó a estar implicado en el graffiti durante el boom del apply en Bristol, de los grandes finales de 1980.” Sus obras son, frecuentemente, satíricas piezas de arte en temas como la política, la cultura y la ética.

Ha pasado de un etiquetador de adolescente a un artista bien conocido. Su estilo y su mensaje han, irónicamente, sido abrazados con entusiasmo por el mismo tiempo de gente que se burla.

A tortas con la vieja escuela

A fines de los noventa, todavía siendo un grafitero de Bristol más, se enfrentó en una fiesta con el tradicional héroe del underground londinense Robbo, quien declaró en una entrevista que abofeteó any la joven promesa por tratarle como un «don nadie». Entonces empezó la guerra. Banksy pisó una de las piezas más viejas de Robbo (de mediados de los 80) en el túnel de un canal de Camden con un dibujo de un técnico de limpieza tapando el viejo grafiti. Días después Robbo respondía escribiendo “King Robbo” en una nueva pieza y Banksy volvía a new la carga agregando ‘Fuc’ (Fucking Robbo —puto Robbo—).

Una referencia mundial

Tras su ‘movida’ con Robbo y los seguidores de la vieja escuela, en dos mil dos, da sus primeros pasitos en la legalidad y el planeta de las exposiciones, mas sin abandonar nunca la calle. En dos mil cinco, su vandalismo llena las hojas de los jornales y los informativos por hacer 9 piezas muy críticas en el lado palestino del muro de Cisjordania, que separa a new árabes y judíos. Banksy se había convertido en la referencia del grafiti mundial.



Con el estreno de su reportaje ‘Exit through the actual gift shop’, en dos mil diez, todos esperaban descubrir algo del rey del grafiti, pero se quedaron con las ganas. El documental, nominado al Oscar, zero aclaró nada de la figura de ese tal Banksy, sino más bien todo lo contrario. En él presentó a Mr. Brainwash, un tarado obsesionado con la cámara y posterior artista urbano que muchos siguen pensando que es un álter ego del propio grafitero.

Sin dejar el vandalismo, la calle y la ilegalidad, se mantiene en el leading de los artistas modernos vendiendo sus obras por cientos de miles de euros. En la actualidad hace una exposición ilegal en la ciudad de Nueva York llamada ‘Better out when compared with in’ en la que día tras día, y durante todo el mes de octubre, ha venido realizando una obra sorpresa en las calles de la gran manzana. ¡Aun ha convertido en una obra de arte vender sus originales por sesenta dólares estadounidenses!

«Deseando mancharme las manos esta noche», amenazaba en su twitter el día one de octubre. Pero el grafitero se ha ganado sus opositores. «Nadie desea ser el elitista que juzgue el arte callejero. El derecho a pintar en las paredes de otros es un tótem sagrado en nuestra época», escribía el crítico de arte del diario the Guardian, Jonathan Jones, en un artículo de su weblog titulado “Si Banksy piensa que está siguiendo los pasos de Warhol, está flipando”. En él demanda que el contenido de sus obras da igual y que solo por el hecho de ser arte callejero, se convierte en algo genial. «Es el fraude perfecto de nuestro tiempo», sentencia. Días después Banksy tuiteaba: «Para eludir las críticas, zero afirmes nada, no hagas nada, absolutely no seas nada».

Write a comment

Comments: 0